Contacto
Email:
Tema:
Mensaje:
Newsletter
Nombre
Email:

PostHeaderIcon Realización de un tanuki

En bonsai un Tanuki es una forma de embellecer una planta mediante el agregado de madera muerta al tronco haciendo más interesante el tachiagari.
La palabra “tanuki” es originaria de la China oriental y  Japón y significa zorro salvaje, también se lo conoce como perro mapache y tiene la habilidad de cambiar de forma y adaptar distintas apariencias y así cometer distintas travesuras, de ahí que se toma su significado para bonsai como “engaño” que es lo que se busca visualmente en la planta.

 

Existen dos formas de crear un tanuki, se puede agregar un trozo pequeño a una planta para realzar una parte del tronco o se puede partir de un trozo grande de madera y agregar una planta joven, la cual es fácil de manipular para que copie la madera muerta y hacer de ellos una unidad, también se puede agregar pequeños jin al árbol pero en este caso no se lo considera tanuki.

En este artículo, explicaremos los pasos para realizar el primer caso, aunque parte de lo dicho es valido también para el 2do.

Se debe elegir un trozo de madera que sea de la misma característica, por ejemplo si la planta es un juniperus se debe adosar un tronco que también halla pertenecido a un juniperus.

Este tronco hay que tallarlo y darle la forma diseñada antes de colocarlo en la planta, en este caso es mucho mas fácil trabajarlo por la comodidad de no tener follaje cerca, lo cual ayuda al momento de usar herramientas, vapor o fuego sin riesgos para la planta.
Una vez tallado, se comienza a ahuecar este trozo de madera y también se ahueca un poco el tronco de la planta para que la unión entre ellos sea lo mas exacta posible y tratando de que el cambium de la planta termine haciendo un cierre de la herida sobre la madera agregada haciendo que la vena se vea como parte del tronco, la búsqueda es hermanar las dos partes.

No debe quedar huecos que produzcan una separación entre los troncos ni afinamientos del tronco al acercarse al otro ya que no seria natural.

Ya con las piezas que encastran perfectamente, se debe frezar la madera para poner un pequeño tornillo que una a éste con la planta. La cabeza del tornillo debe ser lo mas pequeña posible y debe quedar metida adentro de la madera, visto de perfil no debe sobresalir el tornillo.
Ahora ya estamos en condiciones de atornillarlo hasta el punto que haga una pequeña presión contra la planta y así no dejar espacio entre ellos.
Para lograr esto se debe ahuecar un poco la cara interior en la zona donde esta el tornillo para permitir hacer presión contra la planta sin que haga tope los dos troncos por la parte interna, sino por la parte externa.

 


En este punto ya podemos hacer los últimos retoques estéticos, para ello utilizamos Pársec o Unipox que es masilla artística y en este caso se utiliza para tapar el agujero donde esta la cabeza del tornillo y los limites que unen el tronco y la planta en caso de quedar con alguna separación.
También se puede unir haciendo un encastre entre la madera y la planta, sin necesidad de fijarlo con un tornillo, de forma que una vez encastrado no se  mueva y con el tiempo el cambium formara el labio que cierre sobre parte de esta madera adosada cicatrizando totalmente la herida.
Se pueden agregar algunos pequeños trozos de madera para hacer jin y desviar la atención del observador hacia otro punto más interesante.

Una vez aplicada la masilla se debe tallar ésta con un sepillo metálico para generar las mismas vetas e imitar superficie que tiene el tronco.
En un par de días se debe pintar con polisulfuro de calcio para preservar la madera y evitar que se descomponga.

Aquí ponemos las fotos y alguna pequeña descripción con el trabajo realizado.

Galeria de fotos

 

Articulo y fotos:

Javier Sawicki
Socio del Centro Cultural Argentino de Bonsai