Contacto
Email:
Tema:
Mensaje:
Newsletter
Nombre
Email:

PostHeaderIcon ¿Qué es Bonsai?

El tema es amplio y profundo, y muy dificil de comprimir en 5 lineas.

Nuestra vida, y la de los árboles que pertenecen al reino vegetal, son muy diferentes en su forma de evolución.

Nosotros pertenecemos a los heterótrofos, quiero decir, nuestras vidas dependen de sustancias producidas por fuera de nuestro cuerpo. En cambio los árboles autoabastecen sus nutrientes desde sus raíces y hojas (autótrofo). Pero en ambos comportamientos se entrecruzan en el trayecto de su existencia, por supuesto tenemos una dependencia en nuestra vida de un 100%, en cambio los árboles no dependen de nosotros.

En lo cotidiano, si observáramos nuestro alrededor notaríamos que la madera es indispensable en nuestra vida, por ejemplo en libros,  muebles,diarios, leña y el oxígeno.

Hay un dicho oriental que lo aclara de una manera muy didáctica "en el momento que nacemos necesitamos una cuna, mientras vivimos, un techo,  y cuando morimos, un cajón. En todas las etapas dependemos de los árboles".

El bonsaista a través del estudio, práctica y hobby del bonsai tiene una enorme relación con lo expresado anteriormente, entre nuestra vida y la vida de los árboles.

Para comprender como son los árboles precisamente, tenemos que estudiarlos en cada especie y variedad de otra forma sería imposible tener los bonsai en perfecto estado.

Cuando uno posee un bonsai (prebonsai) forzosamente empieza a observar y a convivir con ellos y comienza a recibir los benificios y toda su influencia positiva, como por ejemplo, un efecto desestresante, aumentar la paciencia y comprensión, amar la vida, aprender técnicas de poda que puede aplicar en su jardín o en su balcón embelleciendo la vida a su alrededor, contemplar y respetar los árboles añosos y por último su agradecimiento a Dios por estar viviendo en la Argentina que tiene un mínimo de desastres naturales, como los tifones, huracanes, tsunami y terremotos que son comunes en el viejo mundo como en Japón, Europa y tambié en los Estados Unidos.

 

Nosotros climáticamente vivimos en un paraíso para el bonsai, con humedad ideal, casi no existe el invierno en la Capital y sus alrededores, en consecuencia las plantas crecen el doble que en Japón.

Nuestro antepasados clasificaron los árboles en trece estilos originales, combinando estos, obtuvieron innumerables estilos derivados. Cuando visitamos nuestra cordillera se encuentran árboles de centenares de años, Cipreses de los Andes, Nire, Coihué, Roble pellin, Lenga, Rauli, etc.

Observando detenidamente cada uno de estos árboles de 700 ó 900 años de edad entran perfectamente dentro de estos estilos.

Cuando uno visita estos lugares y se enfrenta a estos árboles gigantes y añosos, nos hace sentir chiquitos e insignificantes, creo que los árboles nos enseñan a ser humildes y bondadosos. Al estar en estos bosques naturales donde abunda el oxígeno y la fitosida, nos hace sentir la alegría de vivir, por otro lado, produce enorme bronca e impotencia al ver la falta de comprensión en el mundo actual.

En la actualidad en el planeta desaparece un bosque natural por minuto, equivalente a 200 campos de fútbol... que le parece?

En conclusión el bonsai no es solamente un objeto vivo para contemplar su belleza, el mundo del bonsai es mucho más amplio y nos afecta positivamente. Es una combinación de arte vivo, técnica botánica y filosofía.