Contacto
Email:
Tema:
Mensaje:
Newsletter
Nombre
Email:

Un  suiseki es literalmente en japonés una piedra (seki) de agua (sui), es suisekidecir, una piedra, generalmente pequeña, expuesta sobre un recipiente con agua.

Como sucede con el bonsái, el arte del suiseki se originó en China, donde desde la antigüedad existe la tradición de colocar piedras, de una belleza especial, sobre algún tipo de pedestal, tratando de evocar islas, montañas, paisajes, etc., generalmente asociadas a mitos religiosos orientales (budismo, taoísmo, etc.).
El suiseki tal y como lo conocemos en la actualidad, a través de Japón, no es más que la adaptación de esas tradiciones chinas a los usos y costumbres japoneses, siendo los acuñadores (los japoneses) de la mayoría de los nombres con los que se conocen las diferentes  clasificaciones en las que se dividen los suiseki.

Caverna
Una de las características principales de un auténtico suiseki es que éste haya sido modelado exclusivamente por la erosión de las fuerzas de los diferentes agentes naturales (el agua, el viento, el mar, etc.), es decir, que no tenga ninguna intervención artificial sobre su modelado, no así sobre su aspecto final o pátina, en la que se permite algún tratamiento mínimo que sirva para potenciar y resaltar algunos detalles.
Generalmente para realzar su belleza y valor, los suiseki se exponen sobre una base de madera tallada llamada daiza (soporte hecho a medida) o sobre una bandeja, con agua o con arena, llamada suiban, de forma solitaria o acompañando a un bonsái en un tokonoma.


Podríamos decir que una roca posee una belleza especial en función de:

- sus colores, textura y/o pátina,
- el equilibrio de sus formas,
- y finalmente su poder de sugestión,  

Estas características son las que nos sugerirán algún paisaje conocido de la fujiyama (Japón)naturaleza (montaña, valle, río, cascada, glaciar, etc.), algún objeto (casa, etc.), algún animal (rana, caballo, etc.) o alguna figura humana (monje, mujer, etc.) y a su vez nos haga sentir sentimientos (tranquilidad, paz, etc.), lo que nos lleva a los conceptos del wabi y sabi de los que ya hemos suiseki de crisantemoshablado en el artículo sobre el espíritu del bonsái, a los que habría que añadir el yugen y el shibui.


Los suiseki se pueden clasificar desde varios criterios: color, lugar de origen, forma, con dibujos, etc., aunque quizás la manera más habitual sea por sus dibujos (de flores, hojas, hierbas, luna, sol, etc.) y por sus formas. Todos los nombres usados en su clasificación indican algún concepto estético y/o filosófico difícil de traducir, por lo que conviene que los aficionados los aprendan y usen directamente en japonés:

de montañas (yama-gata-ishi) de uno, dos, tres o más picos, lejanas o cercanas.

islas (shimagata-ishi) solitarias con bordes que recuerdan paisajes costeros.

costas con suaves playas (isogata-ishi) o con acantilados abruptos, escarpados y azotados por el viento (iwagata-ishi).

cascadas o saltos de agua (taki-ishi) en forma de lámina, líneas finas o secas.

torrentes, riachuelos o ríos (keiryu-seki) encajados en barrancos.

lagunas (mizutamari-ishi) entre montañas o simplemente lagos.

mesetas (dan-seki) con diferentes escalonamientos.

cavernas (dokutsu-ishi), refugios (yadori) o túneles (domon-ishi).

Montaña doble Refugio

objetos, como barcas (funagata-ishi), casas (yagata-ishi), cabañas con tejado (kuzuya-ishi), puentes (hashi-ishi), etc.
animales (dobutsu-seki), tales como: peces (uogata-ishi), pájaros (torigata-ishi), insectos (mushigata-ishi), etc.
antropomorfas (sugata-ishi): monjes, campesinos, mujeres,  buda, etc.

Monje Rana Isla con arena

 

Tanto la palabra "ishi" como el sufijo "-seki", significan roca o piedra, y son empleados para crear nuevas palabras que denominan nuevos tipos o variantes de suiseki.